Los gadgets más curiosos y raros de la historia de la tecnología

Los gadgets más curiosos y raros de la historia de la tecnología

Gadgets raros hay muchos, pero pocos como estos. Aquí te traemos diez ideas convertidas en diez gadgets de lo más curiosos. Muchas de ellas ya no se comercializan. Otras se han transformado en opulentas reliquias para coleccionistas por más económicos que fueron en sus días de venta.

Del “¿quién aprobó esto?” a la certeza sabiendo que tu idea ha dado un paso de gigante en su territorio. De artilugios de tecnología adelantada a sus días a tropiezos flagrantes que hicieron perder verdaderas fortunas a sus fabricantes: la industria tecnología va mucho más allá del clásico móvil de moda o el disco duro SSD más rápido.

El robot que inspiró Wall-E

¿Alguien lo recuerda? Robotic Operating Buddy o ROB devoraba pilas AAA y fue comercializado por 49,99 dólares, aunque dar ahora con uno bien nos llevaría a desembolsar más de 300 €. Un juguete extraño y poco funcional que enamoró a toda una generación.

Las gafas del futuro que se quedaron en el pasado

La ciencia ficción nos apasiona. Hasta que sus propuestas se hacen realidad. Entre 2013 y 2014, Google quiso adelantarse en términos de realidad mixta y presentó su Google Glasses. Pronto se convirtieron en el foco de un debate sobre la privacidad y la seguridad debido a esa función de poder hacer una foto con un simple parpadeo.

La generación selfie aún no había despertado y el caro gadget acabó, finalmente, en manos de otros mercados más especializados, como la industria médica.

¿Gamificación? O una buena reprimenda

Si bien una gran cantidad de wearables y pulseras de actividad recurren a la gamificación para fomentar la actividad deportiva y ayudarnos a conseguir objetivos específicos, hay quien cree que el mejor condicionamiento pavloviano pasa por imponer un castigo: Pavlok es una pulsera que libera una pequeña descarga si incurrimos en algún mal hábito.

Una vez programamos esa mala costumbre, este raro gadget se encarga de espiarnos y soltar un buen zumbido cada vez que detecte una repetición.

Realidad virtual para toda la familia

 

Es común escuchar que a la realidad virtual (RV) le queda un largo camino por recorrer, que esta tecnología está implantada de manera precaria —en términos de resolución— y costosa. Cualquier usuario que pruebe los ‘Desafíos Jedi’ se encontrará con otra perspectiva: gafas RV muy económicas bajo las que convertirse en jedi o sith, sin problemas con las tasas de refresco y sin preocuparse por la sensación de mareo.

Las Lenovo Mirage, parte de una gran flota entre las que destacan las Lenovo Explorer, hicieron realidad desde hace un par de años el sueño de la RV. Y sin grandes desembolsos.

La mascota que siempre quisiste (o no)

Olvídate del Furby. Durante años, los fabricantes han intentado construir la mascota más extraña para nuestros hijos. Y es esta: se llama Nabaztag, una especie de asistente virtual con forma de encantador conejo y la inteligencia de toda una red neuronal. Los gadgets raros también pueden ser encantadores.

Aunque fue lanzado en 2005 y olvidado poco tiempo después, su vida tecnológica ha oscilado entre el uso más prosaico —programar la agencia, reproducir música, ayudarnos en nuestros ejercicios de relajación— a usos más periféricos como cantar ópera. Un babysitter muy capaz, vaya.

Cuando el portátil dio un salto de fe

Dentro de la informática doméstica, hemos visto progresos relevantes, pero el más innovador fue el ThinkPad con su icónica línea roja que pasó a usar transistor de película fina (TFT).

Lenovo lleva desde 1981 fabricando hardware —junto a IBM lanzaron el popular PCD—, pero esta reliquia de los informáticos es asunto aparte: su calidad de construcción y férrea electrónica lo convirtieron en el equipo predilecto de miles de operativos en TIC. En 2010 ya se habían vendido más de 60 millones de estos pequeños portátiles de 10 pulgadas.

¿Detector de mosquitos con IA?

Así es. Imagina un detector que detecta y reconoce el tipo de mosquito y lo erradica de forma automática mediante un láser proyectado.

Suena a ‘Star Wars’, pero es algo más práctico: los mosquitos son los principales insectos transmisores de enfermedades como la malaria o la fiebre amarilla. Ya existen muchos proyectos —como Remosis o VECTRACK— que buscan resolver este conflicto; Bzingo ha hecho realidad el sueño.

¿Tienes hambre? Dale a imprimir

Una evolución lógica que ha sido el foco de atención de todo un sector. En este caso, no hacemos referencia a un producto en concreto, sino a las distintas alternativas ideadas para este fin: ChefJet, Foodini o la SMRC food printer de la NASA son algunas de las mejores propuestas actuales.

La 3D Fruit Printer, por ejemplo, es capaz de dar un paso adelante en las esferificaciones y sirve tanto para imprimir frutas como para emular los mejores logros de la cocina molecular. Quién sabe, tal vez tu próximo pedido a Uber Eats no esté cocinado, sino extrusado a través de una impresora 3D.

Mejor una rueda que cuatro

Durante generaciones hemos visto poner en práctica ideas rocambolescas, como zepelines terrestres, monorrieles giroscópicos o patinetes antigravedad. Es el caso del famoso hoverboard de Lexus.

A esta larga lista deberíamos sumar el onewheel o innovaciones similares como GoGoA1, tablas que no apuestan por cuatro ni dos ruedas, sino por una gran rueda central que transforma la estructura base en un balancín. Porque nadie dijo que desplazarse deba ser un aburrido trámite.

Relojes holográficos

El reloj holográfico siempre estuvo entre los sueños de muchos fabricantes. Conceptos como el de Ritot han inspirado otros avances que prometen tratamiento holográfica de la información, proyectando sobre la piel información visible incluso bajo los rayos de un caluroso día de sol.

Es cierto, no puede teletransportarnos como el comunicador de los Power Rangers, pero al menos sirve para ponerte en contacto con el “centro de mando”.

Imágenes | Promocionales de las respectivas marcas citadas

Leave Your Comment